Los Pros y contras del SOL

 

¿La Exposición al Sol ha sido realmente “mortal” como los medios de comunicación han tratado de hacernos creer?

 ¿O tomar SOL regularmente puede darte mejor Cuerpo y Salud?

http://rejuvecetucuerpo.com/images/sunshine.jpg

Por Mike Geary

Especialista Certificado en Nutrición

¿Los “Rayos Mortales” O “Saludables” Del Sol?

Una cosa que nunca tuvo sentido para mí durante estos años es cómo los medios de comunicación y otras fuentes siempre han tratado de presentar la exposición al sol como los “rayos mortales del sol”. Es como si hubieran tratado de hacernos creer que necesitamos vivir en cuevas y nunca ver el sol para prevenir el cáncer y tener una buena salud.

Pero esto es absurdo, si lo piensas… el sol es EL dador de vida en la tierra. Sin el sol, todo lo que hay sobre la tierra moriría.

Durante la mayor parte de la existencia humana (con la excepción de las últimas décadas), los seres humanos siempre han pasado más tiempo al aire libre que adentro. Hoy en día, sin embargo, la mayoría de nosotros estamos atrapados dentro de las oficinas durante toda la semana y sólo podemos salir al sol una vez a la semana, si acaso.

He estado leyendo e investigando mucho en el último par de años con respecto a la exposición al sol, el cáncer, los niveles de vitamina D, etc.

El tema del sol y la producción natural de vitamina D pueden llenar libros enteros, así que trataré de resumir mis opiniones y lo que he aprendido en los últimos años a través de gran parte de mi lectura.

No te preocupes, no estoy ignorando el hecho de que la exposición excesiva al sol PUEDE causar problemas de salud… pero tenemos que considerar también el hecho de que la subexposición al sol puede traer problemas también.

Consideremos algunos aspectos:

1. La exposición al sol ocasional y las infrecuentes QUEMADURAS SOLARES son la principal causa de daño a la piel y mayor riesgo de cáncer…

Piensa en la persona típica que está dentro de una oficina durante toda la semana sin ver el sol, y luego se FRÍE en la alberca (pileta) o la playa los fines de semana. ASÍ es como se produce el daño.

2. Breves y regulares exposiciones al sol (sin quemarse) en realidad pueden tener un efecto protector sobre la piel, aumentar los niveles saludables de vitamina D en el cuerpo, y mejorar el estado de ánimo, ayudar a superar la depresión, y docenas de otros beneficios.

La pigmentación de la piel de cada individuo determina qué cantidad de exposición al sol puede tener con seguridad sin hacer más daño que bien.

Por ejemplo, una persona de piel muy clara con una herencia más septentrional sólo podría tener 10 a 15 minutos de exposición al sol en la mayor parte del cuerpo durante las horas pico, antes de que le hiciera daño. Sin embargo, una persona con piel más oscura y una ascendencia de origen más cercano al ecuador puede tener periodos mucho más largos de exposición regular al sol sin hacerse daño.

3. Aumentar los niveles de vitamina D por medio de pequeñas dosis regulares de sol puede disminuir el riesgo de cáncer.

La vitamina D parece tener un efecto protector a través de diversos procesos en el cuerpo.

4. Esto es interesante y merece una reflexión –

Según el Dr. William Grant, un investigador de la vitamina D, las tasas de cáncer en las personas que viven en latitudes altas, tales como Islandia, son aproximadamente 4 veces mayores que las de los que viven en latitudes más bajas en los trópicos.

Estoy pensando que las personas que viven en los trópicos están mucho más expuestas a altos niveles de los llamados “rayos mortales del sol”… y también producen niveles más altos de vitamina D en promedio.

5. La vitamina D se produce realmente en una hormona en el cuerpo y regula cientos de procesos del organismo, y es MUCHO MÁS IMPORTANTE para casi todos los aspectos de tu salud que lo que ha pensado la mayoría de la gente.

Incluso hay evidencia de que, debido a la regulación de tantos procesos hormonales en nuestros cuerpos que pueden verse afectados por la vitamina D, producir suficiente vitamina D en tu cuerpo, incluso puede ayudar a perder grasa, construir músculo, controlar el azúcar en la sangre, y cientos de otros factores.

6. Es difícil obtener suficiente vitamina D sólo de los alimentos (la yema de huevo, carnes de vísceras, y los pescados grasos son una buena fuente, pero relativamente pequeña).

La mejor fuente de vitamina D utilizable es la que producimos en nuestros cuerpos por la EXPOSICIÓN MODERADA REGULAR AL SOL sin quemarnos.

7. Una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a proteger la piel (hasta cierto punto) de los daños si tienes demasiada exposición al sol. Esto significa que con grandes cantidades de antioxidantes de alimentos como diferentes tés (verde, negro, rooibos, blanco, yerba mate, manzanilla, etc.), bayas diversas, frutas, verduras, betacaroteno, frutos secos, aceite de oliva, etc., etc., puede ayudar a proteger tu piel.

8. Otro punto que demuestra que las quemaduras irregulares son la principal causa de los daños y no las pequeñas dosis de sol regulares…

Las tasas de cáncer de la piel suelen ser mayores en las zonas del cuerpo que reciben sol y se queman ocasionalmente comparadas con las áreas del cuerpo que han recibido sol durante toda la vida.

Observa cómo el cáncer se encuentra más a menudo en la espalda y el pecho (los lugares que reciben sol de manera irregular y se queman más) y no en la parte posterior del cuello o en los antebrazos (donde la mayoría de la gente recibe sol durante toda la vida). Hay excepciones a todo, pero esta parece ser una tendencia común.

9.  En los últimos años he encontrado estudios que indican que las tasas de cáncer de piel son más altas entre los trabajadores de oficina en interiores, comparadas con las de los trabajadores al aire libre.

Esta es otra tendencia interesante… que básicamente apoya la conclusión de que estar subexpuesto a la luz solar la mayor parte del tiempo (de trabajo dentro de una oficina, durante toda la semana) y luego tener una sobreexposición ocasional al sol es mucho más problemático que para un trabajador al aire libre, que tiene una exposición regular al sol diariamente.

Por supuesto, el que trabaja en el interior, siempre puede evitar este problema saliendo durante 10-20 minutos al día durante los descansos, para conseguir esas protectoras pequeñas dosis diarias de sol de las que hemos estado hablando aquí.

10. Piensa en esto con sentido común –

¿No te sientes mucho mejor y con más energía cuando has estado al sol durante 20 o 30 minutos en un día en lugar de estar encerrado todo el día?

Entonces,

¿Cuál es la mejor manera de Tomar Sol de una manera sana y reducir al mínimo el riesgo de sobreexposición al sol?

a. En invierno, en las latitudes del norte (aproximadamente por encima de la latitud de Carolina del Sur en los EE.UU.), tus niveles de vitamina D pueden caer a niveles peligrosamente bajos si pasas varios meses sin tomar sol. En invierno, ya que tu cuerpo no produce suficiente vitamina D del sol, es necesario asegurarse de aumentar su consumo en la dieta… y como ya he dicho, el pescado graso, la yema de huevo y las vísceras son algunas de las mejores fuentes alimenticias de vitamina D.

Me gusta tomar una pequeña cantidad de ACEITE DE HÍGADO DE BACALAO al día durante los meses de invierno para asegurarme de que mis niveles de vitamina D no bajen demasiado. También es necesario tener cuidado de no tomar demasiado aceite de hígado de bacalao ya que el exceso te puede dar una sobredosis de vitamina A (y una gran cantidad de aceite de hígado de bacalao, incluso podría darte una sobredosis de vitamina D).

b. En la primavera, intenta empezar con períodos cortos en el sol, como 10-15 minutos al día.

¡NUNCA te quemes al sol!

Pequeñas dosis de sol graduales en gran parte de tu cuerpo casi todos los días, te ayuda a producir niveles más beneficiosos y protectores de vitamina D.

c. Evita largos períodos de exposición excesiva al sol en gran parte de tu cuerpo…

Si vas a estar fuera por varias horas o un día entero al sol, tendrás que asegurarte de cubrirte adecuadamente (en base a tu pigmentación de la piel y sensibilidad individual) para evitar las quemaduras y daños a la piel… recuerda que estamos hablando de Pequeñas dosis regulares de sol que son beneficiosas, no de días enteros bajo el sol sin cubrirte.

d. Come alimentos ricos en antioxidantes todos los días para prevenir el daño de los radicales libres y proteger tu piel.

e.  Por último, yo no soy médico, Soy Nutricionista Certificado por lo que muchos de los puntos de este artículo son mis opiniones, sobre la base de años de lectura e investigación. Asegúrate de consultar con tu médico sobre tus características individuales y cómo esto se relaciona con la exposición al sol y la vitamina D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *