DESEQUILIBRIO TERMICO Y ENFERMEDADES DE LA MUJER

 LAS ENFERMEDADES DE LA MUJER

SE AGRAVAN CON EL TRATAMIENTO MEDICO EN USO

Catarros a la vejiga y órganos sexuales de la mujer; flores blancas, gonorrea o purgación, quistes y tumores; inflamación de los ovarios y del útero; desviaciones y caídas de éste, etc., todas estas anormalidades, cada día más generalizadas entre EL BELLO SEXO, como lo revela el IRIS, reconocen una sola causa: MALAS DIGESTIONES CRÓNICAS EN GENERAL Y ESTREÑIMIENTO EN PARTICULAR.

El IRIS de los ojos revela que presenta graves desarreglos digestivos, que afectan al cerebro y que producen inflamaciones y congestiones en los órganos sexuales y urinarios.

TAPA LIBRO 2

Observando EL IRIS es fácil constatar que las inflamaciones del vientre arrancan de la zona digestiva y están en combinación con los signos inflamatorios que afectan al cerebro, los que también nacen del área digestiva, la que, a su vez, se presenta afectada y como centro de las anormalidades de este IRIS.

Con este gráfico se explica el por qué es corriente en las mujeres, que sufren de las enfermedades propias de su sexo, las jaquecas, dolores y desvanecimientos de cabeza, pérdida de la memoria y de la vista: porque los desarreglos digestivos de que son víctimas, extienden sus efectos hacia la parte alta y baja del organismo.

Esto que siempre está a la vista mediante la observación del IRIS, erróneamente es comprendido por el facultativo, especializado en enfermedades de señoras. Para este profesional son los trastornos del útero o de los ovarios los que originan el malestar de los órganos de la cabeza.

La ignorancia sobre la causa que actúa en las enfermedades de EL BELLO SEXO explica el porqué se pretende curar estos trastornos orgánicos, combatiendo el  síntoma o manifestación externa del mal, SIN IR A SU ORIGEN. Así los catarros, flores blancas, purgación o gonorrea, flujos de sangre, etc., se procura hacerlos desaparecer con lavados cáusticos y astringentes; las desviaciones y caídas del útero se pretenden remediar con anillos, suspensores y procedimientos artificiales; los quistes y tumores se extirpan por la socorrida operación quirúrgica; los dolores se aplacan con calmantes y, así sucesivamente el facultativo se va dando cuenta de las diversas manifestaciones del mal que actúa en el vientre de la enferma, dejando en pie la causa que la origina y que SIEMPRE ES REVELADA POR EL IRIS COMO FRAGUADA EN EL APARATO DIGESTIVO.

Como el organismo enfermo, dirigido por leyes inmutables, mediante el síntoma pone en acción sus defensas naturales, la tarea del facultativo que procura sofocar la manifestación defensiva del organismo, siempre es perjudicial y origina mayores males que los que se trata de reparar.

Si el cuerpo estreñido no descarga normalmente sus impurezas por el intestino, MEDIANTE EL FLUJO VAGINAL SE LIBRA DE LA PRESENCIA DE MATERIAS MALSANAS QUE  HACEN PELIGRAR LA SALUD DE SUS ÓRGANOS MÁS NOBLES. Se comprende entonces, que sofocar esta defensa orgánica, sin restablecer la función alteradora, es perjudicial y anticientífico.

Las operaciones quirúrgicas, extrayendo los ovarios, las trompas o la matriz, sin remover el origen del mal que ha producido la inflamación o tumor, sólo consiguen suprimir órganos afectados por una causa que continuará en acción. Las materias corrompidas que afectan los tejidos enfermos, no siendo eliminadas del cuerpo ni suprimida su elaboración, buscan otro sitio donde depositarse y renovar ahí su acción irritante y destructora.

Estos casos se comprueban a diario: la señora A. S. de C., sufría de descenso del útero, el que, acumulando entre sus tejidos las substancias morbosas provenientes de crónicos desarreglos digestivos, constantemente se mantenía hinchado. Aumentando así el tamaño de este órgano, lógicamente él salía de su sitio, produciendo nuevas perturbaciones orgánicas.

Después de prolongados e infructuosos tratamientos locales, el facultativo se resolvió a “cortar el mal de raíz”, procediendo a la extracción del útero mediante una operación quirúrgica que “se realizó con feliz resultado porque la enferma salió con vida de este trance”.

Cuando la operada se creía ya libre de sus anteriores achaques, “gracias a la maravillosa acción de la cirugía”, mientras tomaba su café acompañada de su familia, fue víctima de un violento ataque cardíaco que terminó  con su existencia a pesar de las inyecciones que oportunamente le aplicó el mismo facultativo que le había operado.

Aquí tenemos la comprobación de nuestras afirmaciones.

LAS MATERIAS TÓXICAS, PRODUCTO DE GRAVES Y PROLONGADOS DESARREGLOS DIGESTIVOS, ERAN DEPOSITADAS EN EL ÚTERO y, una vez suprimido este depósito, las materias morbosas libremente circularon en la sangre, afectando el corazón, el que irritado en sus mucosas, y congestionadas sus paredes falló en el momento menos pensado.

EL EQUILIBRIO TÉRMICO FUNDAMENTAL

“A 37 GRADOS CENTÍGRADOS, EN EL CUERPO HUMANO NO HAY VIRULENCIAS EN NINGÚN MICROBIO.”

“Es así como desde la actividad de la célula orgánica hasta el maravilloso funcionamiento de los aparatos respiratorio, digestivo y circulatorio, como también las funciones del cerebro, de la piel, hígado, riñones y bazo, todo es obra del sistema nervioso,…”

 AHORA, ESTE AGENTE VITAL

DEPENDE DE LA SANGRE QUE LO NUTRE Y VIVIFICA.”

One thought on “DESEQUILIBRIO TERMICO Y ENFERMEDADES DE LA MUJER

  1. Lillah Reply

    Just do me a favor and keep writing such tracnhent analyses, OK?

    TRADUCCION:

    Sólo hazme un favor y sigue escribiendo esos análisis, ¿de acuerdo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *